Por Adlai Stevenson Samper

Aunque se han propuesto intentos para destronarla, ‘Te olvidé’, compuesta por Antonio Peñaloza con versos del español Mariano San Ildefonso, sigue reinando incólume en su magnífico rol de himno del Carnaval desde 1954. Para que hubiese sido posible esta maravilla, decretada por el mismo pueblo y a prueba de manipulaciones, es por la singular calidad sonora presente en la grabación auspiciada por el empresario cartagenero Curro Fuentes en la sonora de su nombre, liderada por Peñaloza, en los estudios de la Voz de Colombia en Bogotá.

Curiosidades: la presencia en bajo, piano y batería de un grupo de jazz panameño, el Set Rose Trío, anclado en esa ciudad en presentaciones en centro nocturnos en donde los conoció Peñaloza, vinculado a uno de ellos: Le Casbash. Músicos de la noche bogotana de los cincuenta inmersos en el mundo de la música internacional y, particularmente, del jazz. Ese fue quizás el ingrediente que motivó a Peñaloza a acoplarlos a la imaginaria Sonora Curro en su función de líder del proyecto.

Esa es una de las secretas características de la canción. El jazz revoloteando en el piano,  en acordes repiqueteados de blues lo cual es un verdadero presagio para muchos músicos del Caribe en las décadas de los sesenta y setenta y la trompeta de Peñaloza en la insigne manera de Nueva Orleans, capturando, con plena conciencia, las bandas de esa ciudad tan parecida a Barranquilla.

Otro importante elemento de la canción es su referencia al chandé, denominación de la que después Peñaloza renegaría y que pasa a la historia creando un nuevo toque, el de la simplificación de golpes del baterista panameño, más fácil, por supuesto, de ejecutar que la complejidad del toque de garabato, propuesta planteada desde la misma concepción del tema. Y allí viene el Carnaval, pues Peñaloza en su ronca voz –y no la de Alberto Fernández- da vivas al Carnaval y a esta danza.

Es pues, una adaptación a un grupo formato trío de jazz, acompañada por la formación de sonora con dos trompetas, usando el aire de garabato para estas necesidades y simplificando la cadencia del ritmo original en la batería. Un verdadero experimento de los que después llevarían el nombre de fusión o ahora, con más electrónica, el sonido neo-tropical.

Curro Fuentes

La música es invento de Peñaloza. O por lo menos arreglada especialmente por él para la causa. Eso decía Nelson Pinedo que tocó con el trompetista desde el año 1950 casi hasta 1953. Decía Nelson que ese tema musical estaba montado en esa época y se tocaba sin letra o con otra letra. Así que cuando Peñaloza conoce la versación del español San Ildefonso en las noches etílicas del grill Le Casbash en Bogotá, lo ve de maravillas para enganchársela al proyecto recién encomendado por Curro Fuentes, con quien tenía una relación comercial de tira y jala, de peleas y reclamos económicos.

Según algunos músicos y sugerido en algún momento por el mismo Peñaloza, la música tendría un sustento de largo aliento en las tradiciones musicales de la zona bananera. Él mismo diría, en reiteradas ocasiones, que hay una música con este nombre esbozando sus características esenciales. Nada extraño pues uno de los sustratos de origen folclórico de los carnavales de Barranquilla son los de Ciénaga, Magdalena, en el epicentro poblacional de la prospera zona bananera.  Sustenta además el aserto que una de las grabaciones originales de la época de la Sonora Curro en formato de 78 rpm, el respaldo de Te Olvidé sea el tema La Danza del Torito, también relacionada con el Carnaval, en donde se menciona como a “Salomón pegó un grito en Tasajera”, población cercana a Ciénaga.

Estas pequeñas claves musicales ayudan a explicar la perennidad de ‘Te Olvidé’, al que se le achaca que su letra no refleja el universo carnavalero. Equivocados, pues dentro del Carnaval se encuentra el goce y el martirio, la pasión desenfrenada, el delirio y la inminencia del olvido –tras el miércoles de cenizas- anunciando tras las sombras, la inevitable presencia acechante de la muerte. El anverso y reverso, como solía explicar Antonio Peñaloza.

About The Author

Profile photo of editor

Leave a Reply

Your email address will not be published.