En el extremo norte de Suramérica, allá en La Guajira arriba, el Cabo de la Vela emerge orgulloso en medio del desierto, frente al hermoso Mar Caribe, iluminado por el sol, y brindando al mundo un lugar precioso para encontrar paz y tranquilidad.
Los amantes del turismo de aventura, los mochileros y los que gustan de ratos sin ninguna complicación, encuentran en este lugar, a tres horas de Riohacha y dos por el desierto, un lugar ideal para estar en contacto con uno mismo. Es un lugar mítico, tranquilo y lleno de encantos por descubrir.
Los Wayuu son los dueños y señores de ese territorio que en su lengua se llama Jepirra y que en sus creencias es un lugar sagrado donde llegan los espíritus de los difuntos para pasar a lo desconocido.

Años atrás, el visitante solo encontraba algunas enramadas con hamacas colgadas para el descanso. Hoy hay rancherías especialmente acondicionadas para los turistas que se mantienen compas casi todo el año por turistas internacionales.

Playa Ojo de Agua, el Cerro del Faro y el Pilón de Azúcar, son espacios donde se puede disfrutar de excelentes panorámicas del lugar. El sitio se recorre a píe, en moto, en lancha, o en vehículos.

cabo02Llegar al Cabo requiere de un guía porque después de que se pasa Uribia, capital indígena de Colombia, uno se adentra en el desierto que solo conocen bien los nativos
En el extremo norte de Suramérica, allá en La Guajira arriba, el Cabo de la Vela emerge orgulloso en medio del desierto, frente al hermoso Mar Caribe, iluminado por el sol, y brindando al mundo un lugar precioso para encontrar paz y tranquilidad.

Los amantes del turismo de aventura, los mochileros y los que gustan de ratos sin ninguna complicación, encuentran en este lugar, a tres horas de Riohacha y dos por el desierto, un lugar ideal para estar en contacto con uno mismo. Es un lugar mítico, tranquilo y lleno de encantos por descubrir.
Los Wayuu son los dueños y señores de ese territorio que en su lengua se llama Jepirra y que en sus creencias es un lugar sagrado donde llegan los espíritus de los difuntos para pasar a lo desconocido.

Años atrás, el visitante solo encontraba algunas enramadas con hamacas colgadas para el descanso. Hoy hay rancherías especialmente acondicionadas para los turistas que se mantienen compas casi todo el año por turistas internacionales.
Playa Ojo de Agua, el Cerro del Faro y el Pilón de Azúcar, son espacios donde se puede disfrutar de excelentes panorámicas del lugar. El sitio se recorre a píe, en moto, en lancha, o en vehículos.
Llegar al Cabo requiere de un guía porque después de que se pasa Uribia, capital indígena de Colombia, uno se adentra en el desierto que solo conocen bien los nativos.

COMO LLEGAR

  • Sí o sí hay que llegar a Riohacha, capital de La Guajira que cuenta con un aeropuerto, el Almirante Padilla y una terminal de transporte. O se llega en carro particular por una carretera, que está en prefectas condiciones, desde cualquier capital de la Costa Caribe. De Barranquilla a Riohacha son cuatro horas en carro.
  • En Riohacha hay un malecón lleno de artesanías y varios sitios para comer y aprovisionarse de agua y líquidos que escasean en el cabo.
  • De la capital guajira hay que llegar a Uribía. Se puede hacer en el vehículo personal o tomando un transporte en la misma Riohacha que lleva a los turistas al cabo. Hay transportes de todos los precios. Los más económicos son unas camionetas que una vez llegan al desierto paran en varias rancherías.
  • Desde Uribia se recorren, por una carretera pavimentada, paralela a la vía férrea, algunos kilómetros, y después la aventura de adentrarse en el desierto.

TIEMPOS:

  • De Barranquilla a Riohacha: 4 horas
  • De Riohacha a Uribía: 2 horas y media
  • De Uribía al Cabo de la Vela: 3 horas

PARA VER:

Playa Ojo de Agua
Reconocida así gracias al pequeño nacimiento de agua que posee. Además cuenta con una playita y varios acantilados donde choca el mar para formar lindos paisajes.

Playa El Cabo
Bahía de aguas verdes y azules muy calmadas que llegan hasta una playa de arena muy blanca. Está conformado por varias playas y acantilados. La playa más extensa es el hogar de las posadas turísticas, restaurantes y tiendas.

El Pilón de Azúcar
Pequeña colina que tiene en su cumbre la Virgen de Fátima y desde donde se puede observar el inigualable paisaje de mar, acantilados y solares a lo lejos, es sin duda uno de los paisajes más bellos de La Guajira.

El Faro
Llamado así porque en su cumbre hay un faro que sirve de ubicación para los barcos. Las horas de la tarde son precisas para visitarlo, famoso por sus bellos atardeceres. Desde la cima se observa el Ojo de Agua a un costado y la playa El Cabo al otro.

BUENO SABERLO:

  • cabo03El Cabo de la Vela cuenta con más de diez posadas y hospedajes donde se pueden pasar hasta tres noches. Los hay desde los “más modernos”, estilo cabañas construidas con materiales típicos de la región, hasta los más sencillos y “clásicos”, enramadas con hamacas.
  • El valor por noche va desde los 10 mil pesos hasta los 35 mil pesos por persona. Y lo único que se necesita es un poco de repelente para espantar mosquitos y una sábana o cobija ligera porque en la madrugada baja la temperatura.
  • Los platos que se ofrecen son básicamente pescados y mariscos que los pescadores sacan del mar y preparan de forma artesanal, la mayoría en fogones de leña. También se puede disfrutar del chivo asado, guisado o frito con arroz y ensalada.
  • Para los amantes de los deportes, las playas del Cabo son ideales para la práctica del KItesurf. Hay una escuela y de allí ha salido un niño Wayuu que se ha destacado a nivel internacional.

About The Author

Profile photo of editor

Leave a Reply

Your email address will not be published.